Logo Esvenor

La agricultura se conecta al futuro

Imagen de un dron sobrevolando un campo de cultivo

La agricultura es uno de los sectores primarios de la economía y una actividad fundamental para la sociedad. Sin una buena gestión de la producción de alimentos sería muy difícil sobrevivir de manera civilizada.

Durante mucho tiempo, las labores relacionadas con la agricultura se han asociado a personas mayores, lo que se dice agricultores de toda la vida. Gente muy experimentada a la que imaginamos realizando exigentes trabajos físicos con sus propias manos o subidas a un tractor.

Las nuevas generaciones no parecían sentir interés en este trabajo tan duro, muchas veces poco agradecido, y tendían a dirigirse hacia sectores más tecnológicos alejados de la agricultura, que siempre ha precisado de la presencia y de las manos de una persona para realizar la mayoría de sus tareas.

Sin embargo, las cosas están cambiando rápidamente. Cada día conocemos nuevos y sorprendentes avances en tecnología e Inteligencia Artificial que están revolucionando el sector. Numerosas empresas investigan y trabajan para mejorar la productividad de los cultivos y están cambiando totalmente este sector convirtiendo rápidamente la agricultura tradicional en agricultura de precisión.

Por ejemplo, Bluewhite es una startup israelí que tiene muy desarrollada una tecnología que permitirá a los tractores ser totalmente autónomos, sin conductor, y realizar tareas que hasta ahora han precisado de intervención humana.

O la empresa austriaca Dronetech, especializada en el desarrollo de drones que, mediante vuelos sobre los cultivos, son capaces de reconocer su estado y aplicar medidas o tratamientos de forma localizada cuando es necesario.

O, por supuesto, Fliwer, quien gracias a sus sensores inteligentes analiza en tiempo real todos los parámetros vitales que intervienen en la vida de las plantas: luz, temperatura, humedad ambiental, humedad del suelo y electroconductividad y decide cuándo regar y la cantidad exacta de agua que necesitan las plantas.

Avances como estos son solo el comienzo de lo que está por venir. Tecnologías como la Inteligencia Artificial o el 5G ayudarán cada vez más a automatizar tareas que hasta ahora dependían de la experiencia o intuición de una persona.

También contribuirán a  mejorar la eficiencia y la sostenibilidad de los cultivos y del planeta. Al ser capaces de reducir el consumo de agua, evitarán el riego excesivo, optimizando la salud de las plantas y reduciendo así la aplicación de productos químicos para combatir plagas o enfermedades.

Aún se encuentran en una fase temprana de desarrollo en el sector agrícola, pero estos avances tienen el potencial de transformar la forma en que se producen los alimentos y, por supuesto, también la forma en que se cuidan los parques y jardines, tan necesarios para asegurar una buena calidad de vida en las ciudades.

Sin duda, a medida que estas tecnologías continúen evolucionando, tendrán un impacto cada vez mayor en la eficiencia de los cultivos, en la sostenibilidad de la agricultura y de las zonas verdes y, en definitiva, ayudarán a una mejor gestión de los recursos naturales que, desgraciadamente, son cada vez más escasos y necesarios.

Abrir chat
Horario: 8:00 a 16:00 horas
Hola, ¿podemos ayudarte?
Horario de atención: Lunes a viernes de 8:00 a 16:00 horas.